La mejor iluminación para oficinas

    luces (5)

    Una buena iluminación en el puesto de trabajo de nuestras oficinas es un aspecto que muchas veces no se maneja con la atención que requiere, ya que es un factor clave que puede llegar a influir en la productividad del trabajador, según algunos estudios realizados hasta en un 5% y evitarle algunas molestias como cansancio, vista cansada o jaquecas, factores que pueden ser causa de accidentes, absentismo laboral y bajo rendimiento.

     luces (4)

    Diseño de la iluminación en el puesto de trabajo.

    Lo primero sería determinar las necesidades de la persona que va a realizar su trabajo en un entorno que necesite iluminación extra, conociendo la dificultad de visualización necesaria, la exactitud del trabajo a realizar, e incluso la edad del usuario.

    Con ello buscaremos un sistema de iluminación que cubra las necesidades del trabajador, para que realice su función de la manera más cómoda posible, sin que tenga que forzar la vista y se encuentre a gusto con su entorno.

    Luz Natural.

    Procuraremos sacar el mayor provecho a este recurso, usando la luz que nos deparen las ventanas u otras fuentes de luz natura, teniendo en cuenta que no sea directa, ya que nos producirán incómodos reflejos, aumento de la temperatura ambiente y deslumbramientos. Para ellos, usaremos cortinas que filtren la luz y la combinaremos con puntos de luz artificial que apoyen a la natural, con reguladores para controlar la intensidad de estas.

    luces (1)

    Lámparas para puestos de trabajo.

    Este tipo de lámparas, procuraremos que usen tecnología LED, ya que ahorran energía y no producen calor, usando tonos bancos para sitios en los que queramos aumentar la concentración y la productividad, como por ejemplo en las mesas de oficinas y tonos cálidos en las zonas en las que se quiera fomentar la relajación, por ejemplo en recepciones o salas de espera.

     luces (2)

    Iluminación cenital.

    La luz proveniente del techo no debe estar justo encima del trabajador, es preferible que llegue desde los lados, esto nos evita reflejos indeseados en las pantallas de ordenador, teclados o papel que estemos utilizando.

     

    Espacios con necesidades especiales.

     Habrá zonas de nuestra empresa que requieran una iluminación especial, dada la actividad a desarrollar en ellas, por ejemplo en las salas de juntas, buscaremos una luz que se pueda regular según las necesidades, baja durante una proyección, más alta para una reunión en la que se deban tomar decisiones importantes o una iluminación indirecta que cree un ambiente relajado para cuando recibamos visitas o clientes.

     

     

    Recepciones. En estos espacios, uno de los más representativos de nuestras empresas, buscaremos una iluminación que de la bienvenida a nuestras visitas, una luz cálida e indirecta sería lo más adecuado para estos entornos que no obstante han de estar siempre bien iluminados.

     

    Tendremos también zonas en las que se necesite una iluminación especialmente alta, espacios en los que se trabaje con materiales de pequeño tamaño, o especialmente delicados o que queramos enfatizar de una manera especial, como nuestro producto estrella en nuestra recepcion o durante una presentación.

     

    Para estas zonas usaremos luminarias de luz blanca y potente, que se pueda concentrar en un punto específico.

    luces (6)

    Zonas de representación.

    En esos espacios especiales de la empresa ya sean despachos de dirección, salas de reunión o de espera en las que recibamos a nuestras visitas o en la ya mencionada recepción, es importante no escatimar en la instalación de luminarias que resalten sobre el entorno, aunando su funcionalidad como fuente de luz y un diseño especialmente cuidado.

     

    En Ballarol Oficinas contamos con algunos de los mejores fabricantes del sector, lámparas de mesa, de pie, murales, indirectas con gran variedad de formas y tamaños, con diseños adecuados a cada estilo decorativo.

     

     

     

    Comments are closed.