Pautas Saludables para hacer en la Oficina

mesas oficina cristal
¿Por qué escoger una Mesa de Oficina de Cristal?
28 enero, 2022
zonas descanso oficina
Cómo elegir la Zona de Descanso de una Oficina
28 marzo, 2022
pautas saludables oficina

La oficina es un espacio no solo de trabajo, sino de bienestar para los empleados. De hecho, el propio bienestar de los trabajadores va a redundar en un mejor rendimiento y una mayor productividad. No es ningún secreto, puesto que muchas personas pasan el tercio de su tiempo en una oficina, ¡qué menos que estar bien!

En este caso, preservar la salud de los empleados es fundamental. Precisamente, en este artículo os queremos hablar sobre las pautas saludables en la oficina.

Para asegurar dicha salud y bienestar, se tiene que trabajar en varios ámbitos. Por un lado es necesario trabajar en las mejores condiciones, en una oficina perfectamente equipada. Por otro lado, hay que promover ciertos hábitos para que la salud no se vea mermada a causa del trabajo. Esto no es baladí, puesto que prevenir en la salud de los empleados consigue que el número de bajas laborales descienda enormemente.

Consejos Saludables para Trabajadores de Oficina

En primer lugar, os vamos a dar una serie de consejos vinculados al trabajo en oficina y que están destinados a mejorar la salud del empleado.

Sentarse bien

La mayor parte del tiempo en la oficina lo pasamos sentados. Por eso, es fundamental evitar malas posturas. Esto parte desde la posición del propio empleado, la cual debería de dibujar un ángulo de 90º en rodillas y entre abdomen y cintura. La altura de los ojos con respecto a la pantalla del ordenador, para evitar posturas incómodas de cuello, es también importante.

Descansos y Movimientos

Para evitar cierta oxidación, cada hora u hora y media es necesario levantarse y estirar las piernas. Evitar estar en la misma postura todo el rato obliga a los músculos a trabajar, aunque sea levemente.

Hidratación y Alimentación

Una pauta habitual, tanto en la oficina, como en el resto de entornos en los que nos desenvolvamos, es la alimentación e hidratación. Durante la mañana, es conveniente hacer una o dos paradas para comer algo, ya sea fruta o un alimento saludable. Si se va a comer en oficina, es preferible la comida de tupper, hecha por uno mismo, que comer fuera o productos procesados. También se recomienda tener una botella de agua junto al puesto, para recordar cada cierto tiempo que hay que beber y mantenerse adecuado.

Descanso de la Vista

Otro de los problemas de salud vinculados con el trabajo en la oficina reside en el uso continuado de la pantalla del ordenador. En este aspecto, estar mucho tiempo frente al ordenador puede provocar sequedad en los ojos, escozor, dolor de cabeza o visión borrosa y mareos. Parpadear a menudo, usar lágrima artificial en caso de ser necesario o pausas cada cuarto de hora para dejar de fijarse en la pantalla pueden ser hábitos de lo más saludables.

Acondicionamiento de la Oficina para la Salud de los Trabajadores

Las propias instalaciones de la oficina invitan a mejorar las pautas saludables de los empleados. Desde sus espacios se crean el ambiente ideal para fomentar estos hábitos.

Ergonomía

Las malas posturas al trabajar sentado pueden ocasionar problemas principalmente de espalda. Por ello, el trabajo se tiene que basar en el principio de ergonomía. El mobiliario en mesas  y sillas tiene que reunir una serie de condiciones, desde la altura de la mesa a las sillas y su adaptación a la espalda. Si necesitas más información, aquí te recomendamos sillas ergonómicas para oficina.

Diferentes Espacios

Con el objetivo de fomentar le movimiento y la desconexión del trabajo, tener espacios de diferentes ambientes es primordial. Por ejemplo, un office en el que poder tomarse el café o almorzar es imprescindible para levantarse del puesto de trabajo y hacer equipo. Otros espacios, como las salas de reuniones sirven para promover la creatividad y alejarse de las pantallas.

Climatización

La climatización es también fundamental en el bienestar de los trabajadores. A este respecto, siempre es conveniente mantener la oficina a una temperatura que va entre los 21ºC y los 23ºC. Además de la temperatura, hay que tener en cuenta otros parámetros como la humedad o la limpieza del aire y que hay que controlar en todo momento.

Siguiendo todos estos consejos y pautas, mejorará notablemente la salud de tus empleados, asegurando su bienestar, una mayor eficacia en el trabajo y una menor tasa de bajas laborales, ¡un éxito para empresa y empleado!

Comments are closed.