Qué colores elegir para mi oficina y despacho

decoracion sala espera
Ideas para la decoración de una sala de espera
22 junio, 2020
reuniones trabajo productivas
Cómo tener reuniones de trabajo más productivas
21 septiembre, 2020
colores oficina despacho

Como bien sabéis, el color de las paredes, en cualquier habitación, es de gran importancia. La percepción de los colores incide, de forma notable, en nuestras emociones y en nuestro estado de ánimo.

Pues bien, el estado de ánimo es, a su vez, un componente esencial para poder rendir en el mundo laboral. Un buen estado de ánimo permite trabajar con mayor fluidez, fomentar la creatividad y adaptarse a diferentes imprevistos que puedan surgir en el día a día en la oficina.

El color puede jugar un papel fundamental en nuestro lugar de trabajo y, por eso, aquí os vamos a explicar los diferentes colores que puedes elegir para tu oficina y despacho. Además, te aconsejaremos, en función de lo que necesites para poder rendir al 100%.

Aspectos a tener en cuenta antes de elegir el color de la oficina

Hay numerosos factores que pueden ser un punto a favor, o en contra, para elegir el color de la oficina. Por un lado, está el propio trabajo que se realiza.

No es lo mismo trabajar en un ambiente donde la creatividad tiene que fluir, como en una agencia de publicidad, o en un sitio donde el trabajo es mucho más automático y requiere de concentración máxima.

El hecho de trabajar o no en equipo también es una consideración importante, así como el espacio de la oficina o del despacho. Según todos estos parámetros, podremos ver mejor cuál es el color adecuado para nuestra oficina.

Colores de oficinas para ser productivo

Sí, seguro que el blanco es el color en el que estabas pensando para tu oficina. Suele ser lo más lógico, al igual que lo es para las paredes de cualquier hogar. Da un aspecto de limpieza y fomenta la concentración.

En principio, es el color ideal, pero también se puede combinar con paredes de otros colores e incluso ser más arriesgado y original y optar por paredes con colores distintos al blanco. Eso sí, si se decide combinar varios colores, nunca se recomienda combinar dos colores con un fuerte contraste, ¡recuérdalo!

Azul

El azul es un color que se caracteriza por transmitir tranquilidad y estabilidad. Es decir, se relaciona estrechamente con el equilibrio y la relajación. Esto hace que, en un lugar de trabajo, pueda ser un color perfecto para labores que puedan ser muy estresantes.

Verde

Otro color frío que puede aportar mucha sensatez y calma. No en vano, es el color que relacionamos con la naturaleza. Si lo que buscas es armonía y sosiego, en un ambiente de trabajo que pueda ser estresante, también es una excelente opción. Por si fuera poco, el verde también fomenta la creatividad.

Amarillo

El color amarillo es sinónimo de luz y energía. Así, si lo que necesita tu equipo es un chute de energía y de creatividad, el amarillo es color que te vendrá genial en la oficina, especialmente en espacios de uso común y de equipos, donde la fluidez para sacar ideas y proyectos está a la orden del día.

Naranja

Tal y como sucede con el amarillo, el color naranja puede aportar un toque de energía extra al trabajador. Si necesitas trabajo en equipo, que exista comunicación entre cada uno de sus componentes  fomentar la creatividad, el naranja es perfecto.

Rojo

El rojo es, sin lugar a dudas, un color muy arriesgado para una pared. Un color intenso con el que aumentar las pulsaciones. Por eso, en caso de utilizarlo, se recomienda que no sea en paredes completas, simplemente como color complementario. Sin embargo, si se escoge en la cantidad adecuada, puede fomentar la tenacidad y determinación, aspectos clave en puesto vinculados con el liderazgo.

Como puedes ver, los colores en las paredes de oficina pueden aportar numerosas cuestiones a nuestros empleados y equipo. Ya sabes algunas de las claves por las cuales es coger un color u otro. ¡Ahora la decisión es tuya!

Comments are closed.