Tipo de Cajoneras de Oficina

Espacio Ergonómico por persona en una Oficina
31 mayo, 2022
tipos cajoneras oficina

A la hora de proporcionar  almacenaje en la oficina, podemos encontrar numerosas soluciones. Una de las más comunes es la de disponer de cajoneras. Sin lugar a dudas estamos ante un excelente recurso.

Las cajoneras son un mueble auxiliar que suele acompañar a la mesa de trabajo. Si bien es cierto que su principal cometido está en el de guardar documentos, sobre todo si son de gran relevancia para el negocio, así como para ser utilizado como apoyo a otros elementos.

Si estás buscando la mejor opción para tu oficina y no sabes cuál escoger, en este artículo os vamos a hablar de los diferentes tipos de cajoneras que hay en el mercado y sus características, a fin de hacerte el trabajo más fácil y sencillo.

En Ballarol, nos adaptamos a tus necesidades. Aquí puedes consultarnos sobre las cajoneras de oficina que tenemos disponibles.

Tipología de Cajoneras de Oficina

Las cajoneras  se pueden dividir en diferentes tipos, ya sea por el material utilizado en su elaboración, si dispone de cerradura o de ruedas, ¡vamos a verlo!

Según su Material

El tipo de material puede ser, principalmente, de dos tipos: de madera o metálicas. Obviamente, cada uno de estos tipos tiene sus ventajas y desventajas.

Primero, veamos las cajoneras metálicas. Fabricadas en chapas de acero, este tipo de cajoneras sobresalen por su resistencia y durabilidad. Aguantan perfectamente los golpes y los objetos pesados, mientras que la resina que lleva incorporada en su superficie hace que la corrosión tampoco sea un problema a lo largo del tiempo. Dentro de los inconvenientes, podemos encontrar el excesivo peso de estas cajoneras, por lo que si no son móviles lo mejor es que estén destinadas a puestos fijos.

Las cajoneras  de madera, por su parte, no suelen ser tan comunes en las oficinas. La madera le confiere un toque elegante a la oficina, sin perder ni un ápice de funcionalidad. De la misma forma, es más ligera que las cajoneras metálicas. En su contra, juegas aspectos como la resistencia o durabilidad. Las cajoneras de madera son más débiles ante la humedad y los golpes.

Con o sin Ruedas

Uno de los aspectos más relevantes de una cajonera es la movilidad. Tener la capacidad de moverla, sin apenas esfuerzo, puede ser de lo más interesante.

Por eso, la mayoría de las cajoneras que se realizan para oficina tienen ruedas. Puedes moverla según te intereses, ya sea de forma puntual o para dar solución a un nuevo puesto de trabajo.

La cuestión es: ¿cuándo escoger entonces una cajonera sin ruedas? Uno de los mayores problemas de las cajoneras con ruedas está en su resistencia ante objetos pesados, aguantando mucho menos. Por eso, si vas a almacenar mucha documentación o elementos que sean más pesados de lo habitual, la mejor opción es una cajonera de estas características.

Por disponer de Cerradura

Otro tipo de cajonera puede depender de si dispone o no de cerradura. En este sentido, una cajonera con cerradura tiene un objetivo sencillo: ofrecer seguridad para que la documentación en su interior no sea sustraída sin autorización.

Las cajoneras con cierre pueden ser de diferentes tipos. Por un lado, dispones de cajoneras con cerradura con llave, un clásico. Otras cajoneras solo se pueden abrir mediante código.

Como puedes ver, en el mercado puedes encontrar infinidad de cajoneras, de diversos tipos y funcionalidades.

Comments are closed.