Ideas para montar tu oficina en casa

Tips para amueblar y decorar una oficina pequeña
23 julio, 2019
Mamparas anticontagio para oficinas y comercios
6 mayo, 2020
montar oficina casa

El teletrabajo ha llegado y parece que va a ser definitivo. Ya sea a tiempo parcial o completo, el mercado laboral es ahora mucho más complejo, ¡pero también más flexible!

Las nueva tecnologías y los tipos de trabajamos que ahora se desarrollan permiten que se pueda trabajar en cualquier lugar del mundo y a la hora que se desee.

Muchas empresas ahora permiten horarios más adaptados a las necesidades de sus empleados, los cuales combinan su tiempo de trabajo en la oficina, con el de casa. Ni que decir tiene si hablamos de un autónomo que no necesita una oficina física.

En este caso, si bien es cierto que ya no se necesita una oficina a la que acudir, puesto que con un ordenador e internet podemos tener prácticamente todo lo necesario, para trabajar en casa se necesita tener un espacio adecuado.

Hay que pensar que, aunque no nos desplacemos, hay que conseguir ser productivos en un ambiente que puede no estar diseñado para ello. De la misma manera, puede que no tengamos ni tan siquiera el mobiliario adecuado para estar horas y horas en nuestra oficina particular.

Por todo ello, en este artículo os vamos a hablar de diferentes ideas para que puedas montar tu oficina personal en casa. Un lugar cómodo donde poder trabajar, pero más bien realizar tus tareas, como revisar facturas y demás papeles o para estar tranquilamente con el ordenador.

Recuerda que en Ballarol contamos con un amplio catálogo de muebles para oficina, ¡consúltanos!

Claves para tener una oficina en casa

Ahora, vamos a ver los diferentes aspectos que debemos de tener en cuenta para encontrar el lugar adecuado y acondicionar nuestra oficina en casa. Una oficina que sea cómoda y que además fomente la productividad, ¡vamos a verlo!

Espacio apartado, alejado de ruidos

Lo primero que tenemos que pensar es en dónde colocar este espacio. Tiene que ser un lugar tranquilo, alejado de ruidos. En este sentido, lo mejor debería de ser un despacho privado, una habitación propia. Sobre todo si se convive con más personas y poder preservar de un lugar tranquilo.

Si no es así, se puede diseñar un espacio de trabajo en el propio salón, totalmente separado de otros espacios de convivencia, como el comedor o la zona de sofá y televisión, tal y como se suele hacer una distribución habitual de un salón.

Luz natural

Uno de los errores más comunes a la hora de elegir el mejor lugar para adecuar la oficina en nuestro hogar es la iluminación. Como seres diurnos que somos, la mejor productividad se suele producir durante el día. Por eso, nuestra oficina tiene que estar pensada para trabajar durante el día y, para ello, tenemos que contar con una buena iluminación natural.

A la hora de colocar nuestro despacho, la luz es indispensable, ¡no podemos trabajar en las tinieblas! Lo mejor es tener nuestra mesa de oficina junto a una ventana, para que siempre contemos con luz natural y así ser más productivos.

Color de las paredes

Este espacio también tiene que tener unas características concretas, en lo que se refiere al color de las paredes, ya que es necesario transmitir el ambiente de trabajo necesario. Los colores claros, o el mismo blanco, suelen ser los más adecuados para una oficina, ya que son los que mayor tranquilidad ofrecen, por lo que son más adecuados para estar concentrados y no perder ritmo.

Ahora bien, cada persona es un mundo, hay personas que con colores “más vivos” se sienten más creativos y le imprimen mayor dinamismo a su trabajo. ¡Dependerá también de cuál sea tu metodología de trabajo!

Silla ergonómica

Cualquier silla sirve para trabajar, ¡pues no! Mucha gente no le da la importancia necesaria. Es precisamente por eso que lo queremos recalcar en un capítulo aparte. Hay que tener en cuenta que vamos a pasar muchísimo tiempo trabajando.

Si tienes que invertir algo en tu oficina personal, mejor que sea en una buena silla, ya que muchos problemas de espalda vienen generados por una postura incómoda. Elige una silla ergonómica y que tenga cierta flexibilidad. Es decir, que no sea rígida.  De la misma manera, es conveniente que tenga ruedas para tener un poco de movilidad. Aquí, puedes ver algunas de nuestras sillas de oficina.

Mobiliario y espacio de almacenaje

Más allá de la silla, hay que pensar en el resto del mobiliario para nuestra oficina. La mesa es otro de los muebles indispensables para este despacho. En este sentido, dependerá de los gustos de cada uno y de  sus hábitos de trabajo.

Tanto las dimensiones, como el posible almacenaje en cajones en lateral o en la parte inferior de la mesa, tendrán que ver con dichos hábitos, sobre todo en el uso o no de papel. Hoy en día, muchas personas ya no utilizan papel para absolutamente nada, almacenan toda la información en su ordenador, por lo que no necesitan apenas espacio de almacenamiento, ni tampoco una mesa de grandes dimensiones. Si, por el contrario, seguimos siendo más clásicos en ese aspecto, la mesa deberá de tener sus correspondientes cajones y un espacio adecuado para colocar los papeles o escribir.

Con estas claves, seguro que ya te vas haciendo una idea de que lo que necesitas para montar tu propia oficina en casa.

Comments are closed.